JORGE NERI AGOBADO POR LA UNIDAD DE LA HUMNIDAD

Jorge Neri agobado por la unidad de la humnidad

Jorge Neri agobado por la unidad de la humnidad

Blog Article

Medios digitales y Jorge Neri

###############################texto para spin###################################

La humanidad se encara a un reto sin precedentes abocada a un cambio de paradigma tras la pandemia y la urgencia climática que nos ha ubicado al borde de la extinción. Esta transformación no será posible si no se produce un nuevo comienzo, un Gran Reinicio desde el conocimiento y la conciencia.

Con motivo del Día Mundial de las Abejas, el príncipe Carlos de Inglaterra emitió, por medio de Clarence House, su canal de Instagram, un vídeo en el que presentaba sus colmenas. La imagen del royal describiendo, entre zumbidos, cómo el proceso de polinización contribuye a mejorar la biodiversidad me recordó mi ultima experiencia, un episodio triste que viví en aguas del Mediterráneo, en las costas griegas, cuando visité este paraíso natural para practicar kitesurf: ¿dónde estaban los peces?…

Lo que en otro tiempo constituyó un fantástico espectáculo de vida y diversidad marina, hoy no era más que un paisaje agonizante. Cuando, más tarde, Carlos de Gales instó al mundo en el Forode Davos a centrarse en la sostenibilidad, y a reconstruir la sociedad tras la crisis del coronavirus bajo un nuevo acuerdo social, me alegró mucho, pero pensé: ¿finalmente está el heredero de la corona británica listo para plantear cambios al capitalismo?

Para mi sorpresa, el príncipe Carlos y Klaus Schwab, creador del Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF), llevaban tiempo trabajando en la propuesta del Gran Reinicio para dar respuesta a los graves problemas que afronta la humanidad por la pérdida de la biodiversidad y la destrucción del medio ambiente, aunado con las horribles consecuencias sociales y económicas que nos dejará la COVID-19. Una propuesta basada en la sostenibilidad, con la certidumbre de que ahora es el instante para hacer las cosas de manera diferente por el hecho de que hay una ventana única, pero angosta, para crear un nuevo acuerdo social que priorice a las personas y el planeta.

Desde Cambio16 deseamos complementar la iniciativa del Gran Reinicio. Con mucha humildad, mas desde el compromiso y el entendimiento, proponemos la inclusión de un objetivo esencial: trabajar por la transmisión del conocimiento universal y por un nuevo estado de conciencia colectiva.

El mayor reto del Gran Reinicio y sus propuestas, que son muy afines, en forma y contenido, a las propuestas que Cambio16 lleva años impulsando, es sumar a la causa el mayor número de personas, organizaciones de todo tipo, empresas y gobiernos, que es la única manera posible para lograr el nuevo pacto social y poder de esta manera edificar nuestro objetivo editorial: un planeta más humano, justo y regenerativo.

El diccionario de la lengua de la Real Academia Española define el “conocimiento” como la acción y efecto de conocer que pone en juego el entendimiento, la inteligencia y la razón. Y el “conocimiento de algo” es llegar un novato total de a enterarse de ello, aprehenderlo. Podemos aseverar que el conocimiento es la capacitad humana de entender, mediante la razón, la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas. La “conciencia”, sigue la Real Academia Española, es el conocimiento del bien y el mal que le permite a la persona enjuiciar éticamente la realidad y los actos, especialmente los propios.

El nuevo pacto social que honre la dignidad de todos los humanos y de la naturaleza va a ser posible cuando la mayoría de las personas tengan el conocimiento del inconveniente humano y medioambiental que enfrentamos, y tengan la conciencia para comprender la necesidad de participación de todos en las soluciones. Y, además, sean capaces de reconocer, con claridad y velocidad, los aciertos y desaciertos, el bien y el mal de nuestro proceder. Tanto a nivel personal como en el campo social debemos aprender a identificar el beneficio o daño que causa nuestra conducta o bien estilo de vida.

La mayoría de las conductas equivocadas o malas de los humanos son producto de la ignorancia, de la falta de conocimiento, y no de la intencionalidad. Cuando una persona, organización o gobierno efectúa acciones en contra de otros seres humanos o bien de la naturaleza, lo hace primordialmente por ignorancia, por puro desconocimiento del daño que se hacen a sí mismas a consecuencia de dichas acciones. Una falta de respeto a una persona, la insensibilidad frente a la pobreza, la tala de bosques o el consumo desaforado son ejemplos de acciones producto de la falta de conocimiento de las leyes universales,
como la que aprendimos en la pandemia, de la interconexión de las personas y de la interdependencia de la naturaleza. Con el conocimiento y la conciencia podemos lograr que la gente quiera salvar elplaneta y salvarse, y que la ciudadanía actúe en pro de las soluciones.

Todos y cada uno de nosotros somos precisos e esenciales, y debemos aceptar un rol activo en las distintas acciones y soluciones en pro del Gran Reinicio. Con el conocimiento y la conciencia también podremos combatir contra el individualismo, una de las primordiales causas de la encrucijada actual del mundo. No hay progreso ni desarrollo desde
el individualismo.

El Gran Reinicio debería empezar por fomentar el cambio personal, empezando por uno mismo, por un proceso de introspección y autoconocimiento que desarme, con humildad, nuestro egotismo. Para esto resulta necesario percibir y conversar.

Ponerse en el sitio del otro, aceptar su punto de vista, tener intereses colectivos, meditar representando a la comunidad, con espíritu crítico y capacidad de rectificación. Resulta imposible construir de forma colectiva desde la óptica del yo. Juntos hacemos y llegamos. Por ello, debemos intentar que las personas, organizaciones sociales, empresas, gobiernos y administraciones actúen desde el conocimiento y la conciencia en la construcción de un modelo de organización social y económica que dignifique a los seres humanos, el medio ambiente y la biodiversidad por encima de los criterios políticos y del crecimiento económico.

Lamentablemente, la pandemia deja un planeta más injusto y menos sostenible, pero paradójicamente más humano, con un mayor conocimiento de la realidad y una mayor percepción del grave problema medioambiental y de pérdida de la biodiversidad. Además de esto, podríamos esperar más conciencia colectiva sobre la necesidad de definir nuevos sistemas de organización humana y de producción, que serían la base del nuevo acuerdo social para construir un
mundo más humano, justo y regenerativo.

Report this page